Sí quiero!

Prometo amarme y respetarme todos los días de mi vida


El pasado miércoles, por recomendación de varios amigos y por necesidad imperante de volver a sentarse en las butacas de un cine, fuimos a ver la boda de Rosa. La última película de Icíar Bollaín.

Nos alegra ver cada vez más en el cine películas dirigidas por mujeres y protagonizadas por mujeres. Ésta es una de esas.

Envuelta en esa atmósfera dorada propia de la luz y el sol de Valencia,

transcurre una trama sencilla y sin pretensiones que alumbra la figura de Rosa, la protagonista.

Alejándonos por completo de la crítica cinematográfica, la película consigue que te identifiques rápidamente con el personaje principal.

Alguna vez has sentido la necesidad de apretar el botón nuclear y hacer un cambio radical en tu vida para acercarte a aquello que sueñas o te hace feliz?

Con esta simple reflexión consigues meterte en esa trama con vis cómica y ves a una mujer que decide poner fin a una vida donde vive para los demás, y se propone perseguir su felicidad.

Muchas veces los propios caminos de la vida te llevan a tomar decisiones o te van guiando por sendas que realmente no son las que te hacen sentir bien.

Pero hay algo más importante, que intentar ser feliz persiguiendo tus sueños?

La repuesta la sabemos, por eso en algún momento tenemos que dar ese paso y apretar ese botón nuclear, y darnos el

Sí quiero!,

para prometer amarnos y respetarnos todos los días de nuestra vida.


  • Black Instagram Icon
  • Black Facebook Icon